En el surco del ayer, la semilla del mañana

3 de junio, aniversario de la canonización

Created: Sunday, 03 June 2012

Sin título-1¿Os acordáis? Qué bonito día. Este año, el 3 de junio vuelve a coincidir con la solemnidad de la Santísima Trinidad, y con la memoria no podemos más que recordar esas bellas palabras de Benedicto XVI: “Con toda la Iglesia, queremos alabar la grandeza de la santísima Trinidad y reconocer en la nueva santa María Eugenia de Jesús la obra maravillosa de la gracia, que hace a los hombres partícipes de la gloria de Dios”

Tantas otras exhortaciones de nuestro pontífice nos vienen a la memoria:

2a“Que el ejemplo de la fundadora de las Religiosas de la Asunción, os ayude a centrar vuestra vida espiritual en Cristo y en el misterio de la Encarnación, y os impulse a un decidido y valiente compromiso apostólico, transmitiendo los valores evangélicos a la cultura actual, particularmente a través de la educación de los más jóvenes”

“Demos gracias a Dios por las maravillas que ha realizado en los santos, en los que resplandece su gloria. Dejémonos atraer por sus ejemplos, dejémonos guiar por sus enseñanzas, para que toda nuestra vida llegue a ser, como la suya, un cántico de alabanza para gloria de la santísima Trinidad.”

“María Eugenia Milleret nos recuerda ante todo la importancia de la Eucaristía en la vida cristiana y en el crecimiento espiritual”

“Cristo, presente en lo más profundo de su corazón, actuaba en ella, dándole tiempo para caminar a su ritmo, para proseguir su búsqueda interior, que la llevaría a entregarse totalmente al Señor en la vida religiosa, respondiendo a las llamadas de su tiempo.” 

“Durante toda su vida encontró la fuerza para su misión en la vida de oración, uniendo sin cesar contemplación y acción”

“Percibió la importancia de proporcionar a las generaciones jóvenes, en especial a las muchachas, una formación intelectual, moral y espiritual que las hiciera adultas capaces de ocuparse de la vida de su familia, aportando su contribución a la Iglesia y a la sociedad. 

“Que el ejemplo de santa María Eugenia invite a los hombres y a las mujeres de hoy a transmitir a los jóvenes los valores que les ayuden a convertirse en adultos fuertes y en testigos gozosos del Resucitado.”

“Que los jóvenes no tengan miedo de acoger esos valores morales y espirituales, y de vivirlos con paciencia y fidelidad. Así construirán su personalidad y prepararán su futuro.”

“Ojalá que, con santa María Eugenia, os revistáis de Cristo y renovéis sin cesar vuestra valentía y vuestra esperanza”

Leer toda la homilia de Benedicto XVI en la Eucaristía de la Canonización

Leer el saludo en el Ángelus de aquel día

 

Hits: 862

Actividades de Pastoral

Asunción Joven

Asuntillos